Receta de mantequilla trufada

Un método de conservación a la vez que la forma más fácil de añadir trufa negra a tus recetas durante todo el año, simplemente untada en pan o para terminar de dorar un buen corte de carne.

Ingredientes:

    Elaboración:

    1. Deshaz la mantequilla en un bol a temperatura ambiente (en pomada) hasta conseguir una textura cremosa.
    2. Mezcla la trufa que previamente habrás rallado junto a un pellizco de sal. La cantidad es orientativa, puedes aprovechar trozos y ajustar la intensidad a tu gusto.
    3. Vólcalo encima de un papel film, enróllalo en forma cilíndrica y ponlo a enfriar en el congelador. 
    4. Una vez fría, puedes optar por guardarla en la nevera o bien mantenerla congelada para ir sacando porciones a medida que las necesites.