Recetas y conservación

    Cómo se conserva
    • La trufa negra fresca tiene una vida útil, en casa, de unos 10 días pero nosotros te recomendamos consumirla en una semana.
    • Consérvala en la nevera, dentro de un tupper o recipiente, tapada con un trapo o servilleta -cámbiala cada uno o dos días, cuando esté húmeda.
    • También puedes guardarla en un tarro de cristal junto a unos huevos de gallina. Pasados unos días, prepara un revuelto o una tortilla y nos lo cuentas.
    • Sino, entierra los trozos en el tarro del arroz que tengas en la cocina. Después, una vez el arroz se haya impregnado del aroma de la trufa, prepara un arroz de setas y costilla. Nos lo vas a agradecer.
    • Si no te la acabas mientras esté fresca, prepara una mantequilla trufada que después podrás añadir a una carne o untar en una tostada. Puro vicio.